Off

Sobre la cuestión de la lectura

by lmolinos on 19, maig, 2014

lecturaEl 24 de mayo de 1844 Samuel Morse envía el primer mensaje por telégrafo. Por primera vez en la historia la información viaja más rápido que su portador. Se inicia así un nuevo momento en las sucesivas etapas que atraviesa la historia de la lectura, la llamada lectura electrónica o lectura en pantalla.
Nuestro compañero de la Biblioteca, Ricardo Enríquez, ha publicado en el número 24 de la revista SÍMILE un interesante artículo acerca de estas cuestiones: ‘Breves reflexiones sobre la cuestión de la lectura’, con la intención de hacer hincapié en la importancia de buscar una reflexión teórica y conceptual sobre un asunto que se presenta, en demasiadas ocasiones, como una necesidad sin retorno ni alternativa.
Existe una vinculación entre la materialidad del soporte y la lectura. Las formas de leer se vinculan con unas circunstancias concretas y pueden ser reconstruidas a partir de la materialidad de los textos.

La lectura silenciosa es la forma de leer que hemos conocido en Occidente desde alrededor del s. XII. Se vincula dicha forma de leer a una serie de técnicas que la hacen posible, como la foliación, la paginación, las remisiones, índices, puntuación, separación de palabras mediante puntos y luego espacios en blanco, abreviaturas, rúbricas resaltadas en rojo, etc., todo ello dentro del amplio contexto del cambio de soporte acaecido en los dos primeros siglos de nuestra era, cuando el volumen o rollo desplegado con ambas manos es sustituido por el códice, hojas plegadas y cosidas en forma de cuaderno. Jan_van_Eyck_059
Con la nueva materialidad del soporte, surgen nuevos gestos antes imposibles, como leer y escribir al mismo tiempo, hojear una obra, anotar o identificar rápidamente un pasaje concreto. Asimismo, se implanta progresivamente la nueva forma de leer, individual y silenciosa, que atraviesa tres circunstancias históricas que la consolidan: los ‘scriptoria monásticos’, el mundo universitario y escolásticos y las aristocracias laicas. Se modifican así las condiciones de recepción y comprensión de los textos, dando origen a nuevas prácticas, nuevos dispositivos y nuevos lectores.
A día de hoy, se observa algo inaudito, a saber, la modificación de todos los factores simultáneamente, soportes de escritura, técnicas de reproducción y diseminación, y maneras de leer, mientras que las revoluciones que ha conocido la lectura en Occidente han venido siempre acompañadas por la vigencia de su soporte, el códice.
Para seguir leyendo:
http://issuu.com/cobdcv-valencia/docs/simile_24?e=2542856/7572661

Reflexiones muy interesantes. ¡No te las pierdas!

Comments are closed.